Entrevista exclusiva con el comandante Ramiro Durán responsable político del Bloque Sur

Entrevista en exclusiva con el comandante  Ramiro Durán, responsable político del Bloque Sur de las FARC-EP. Esta primicia se da en el marco de la jornada denominada #ElÚltimoDíaDeLaGuerra en Colombia. […]

Entrevista en exclusiva con el comandante  Ramiro Durán, responsable político del Bloque Sur de las FARC-EP. Esta primicia se da en el marco de la jornada denominada #ElÚltimoDíaDeLaGuerra en Colombia.

 

Mi pseudónimo en las FARC es Ramiro Durán, ingresé en el año 2000 al 14 frente del Bloque Sur de las FARC-EP y actualmente me desempeño como responsable del trabajo de organización y masas del Bloque Sur.
RECp_Sur- Muy buenas tardes comandante Ramiro. ¿Cómo reciben hoy ustedes el anuncio de que sea este el último día de la guerra?

Ramiro Durán- Buenas tardes, bueno pues en el plano emocional, hay una serie de sentimientos encontrados, porque se recuerdan a los compañeros y a las compañeras que quedaron en el camino en el trajinar de la lucha. Recordamos a nuestros cuadros que también fallecieron por circunstancias naturales como Manuel Marulanda o algunos que fallecieron en dinámicas propias de la confrontación. Y en el plano de análisis del contexto político que vive el país pues obviamente hay que sumarnos como todo el país y Latinoamérica al sentimiento de alegría que invade las mentes y los corazones de todos los colombianos, porque significa, como lo dijo nuestro comandante en jefe en su alocución, que es el ultimo día de la guerra, el último día de la confrontación. Y además significa también que empieza una nueva etapa en nuestras vidas como seres humanos como revolucionarios y una nueva etapa en lo colectivo como futuro movimiento o partido político.

REC- Estos acuerdos que se han firmado hoy frente al cese al fuego
¿Qué implican en la vida de los y las guerrilleras?

RD-Hay que hacer el ejercicio de asimilar la noticia que acabamos de escuchar, implica que va haber una transformación radical en nuestras vidas. Vamos a dejar de ser combatientes militares, combatientes guerrilleros, para dar el paso a movilizarnos hacia ser militantes de la vida y militantes de nuevas estructuras y formas políticas que tomaremos, que eso se definirá en nuestra decima conferencia. Entonces en lo personal nos asaltan quizás muchas dudas, obvias preocupaciones porque vamos a salir a otros escenarios y otras arenas de la pelea que quizás hace mucho tiempo no pisábamos que es el combate electoral, es la agitación de masas abierta en los marcos de la legalidad del mismo régimen de la sociedad de la cual subvertimos.

REC- ¿ Que alegrías le genera a usted esta noticia en particular?

RD- La alegría de la paz, la paz en su sentido pleno, entendida más haya del silenciamiento de los fusiles, que implica que la lucha por la implementación de los acuerdos tiene que elevar el nivel de vida de las mayorías que por mucho tiempo han sido empobrecidas y excluidas de los polos desarrollo. La alegría de saber que realmente no habrán mas guerrilleros, ni soldados, ni policías todos hijos de Juan Pueblo muertos en los campos de combate, la alegría de saber que vamos a horrar más mutilados que vamos a horrarle al país más desplazados y la alegría de poder reencontrar también muchas aspiraciones que quizás en el plano personal han quedado postergadas y la alegría de poder salir y hablar sin el temor que generan circunstancias del conflicto con nuestras gentes, con las masas.

REC- Frente a estos temores ¿Qué miedos se pueden generar frente a esta nueva etapa?

RD- Quizás el temor más generalizado de todos los combatientes de las FARC-EP es el de si nos van a cumplir, es el de si en la práctica van a existir esas acordadas medidas de seguridad, de saber si las estructuras paramilitares realmente se van acabar y sus patrocinadores y auspiciadores. El de perder la vida en una nueva forma de lucha donde no vamos a tener el arma para defender la vida, temor de enfrentar una manipulación mediática contra nosotros, a una desinformación de lo que somos como personas y de lo que somos como organización política.

REC- ¿Cómo llevar ahora este mensaje a los colombianos, ya sin armas, de quiénes son ustedes?

RD- Yo pienso que de la forma más sencilla posible, la gente tiene que vernos como seres humanos comunes y corrientes. Hay que partir por desvertebrar esa imagen de monstruos, de terroristas. Quizás una de las primeras tareas que tenemos que asumir nosotros es esa, hay una cantidad de epítetos, de calificativos que nos han acuñado durante toda nuestra existencia guerrillera que han calado en la mente de la gente, de muchos colombianos que no han tenido la oportunidad en su vida de hablar personalmente como lo estás haciendo tú en este momento con un guerrillero; que nos asimilen como colombianos que amamos también esta tierra; que también queremos un país mejor para nuestros hijos y que en últimas, lo único que nos ha diferenciado, es que hemos tomado la decisión por circunstancias ajenas a nuestra voluntad de tomar las armas. Entonces tenemos que acoplarnos a los nuevos medios que ofrece el siglo XXI en términos de la tecnología de las comunicaciones; pero independientemente de todo eso, siendo lo que somos, nosotros nos hemos caracterizado porque le hablamos en una forma, en un lenguaje sencillo a nuestra gente; que nos entiendan porque necesitamos sumar. La divisa estratégica en este momento para el momento que vive el país y Latinoamérica es la unidad. Si nosotros no llevamos ese mensaje a la gente, incluso a quienes en algún momento podrían haber sido nuestros adversarios en épocas de la confrontación militar, hoy en día −y lo dijo Timo, dirigiéndose por ejemplo a las Fuerzas Armadas− tienen que ser nuestras aliadas también para construir la paz y un país incluyente.

REC- Respecto a las Fuerzas Armadas, en este momento hay todavía muchas viudas, muchas mamás que perdieron sus hijos o personas que perdieron sus hermanos en medio de esta guerra, así como muchas personas que no volvieron a ver sus familiares porque fueron secuestradas o murieron en cautiverio. Respecto a estos dolores y esas heridas que tal vez aún están abiertas ¿cuál sería el mensaje de las FARC-EP para esas familias que han sido afectadas también por el conflicto armado desde otra posición?

RD- Si miramos la guerra sin sentimentalismos, la guerra nos golpea a todos por igual. Porque el dolor de madre no distingue, por ejemplo, si es la mamá de una guerrillera o de un soldado. Entonces son las secuelas que ha dejado esta confrontación de más de medio siglo, y nuestro mensaje es de reconciliación. Pienso que el discurso fariano desde que nos la empezamos a jugar por la paz −desde el 2012 de manera pública en un proceso de diálogos con el gobierno−, nuestro mensaje es de reconciliación. Nosotros queremos poner fin a la confrontación y hoy lo acabamos de demostrar cuando nuestros delegados en La Habana plasmaron la firma en el acuerdo sobre el cese al fuego bilateral y definitivo. La reconciliación, pero al mismo tiempo una invitación a la tolerancia. Creemos y soñamos con un país, no sin conflictos; un país que tenga conflictos pero que no se resuelvan esas contradicciones por vías armadas. No hemos sido solamente nosotros quienes hemos utilizado las armas para zanjar diferencias políticas: las armas de la República en manos de los soldados, de lo policías, de combatientes de la Fuerza Aérea, han estado al servicio de intereses claramente políticos también. En Colombia se ha exterminado, se ha asesinado, se ha encarcelado, se ha torturado y mucha gente ha salido al exilio por sus ideas. Esa es la página que tiene que doblar este país; que tú te puedas parar en cualquier plaza pública del país a proclamar tus ideas y no te vallan a asesinar, no te van a llamar a tu casa a las 2 ó 3 de la mañana a amenazar a vos y a tu familia; no te vaya a llegar por debajo de la puerta de tu casa una amenaza firmada por águilas negras o cosas similares. Eso es lo que hay que dejar atrás en este país.

REC- ¿Está preparado mentalmente para dejar su arma, para dejar su uniforme, para volverse a vestir de civil?

RD- Yo pienso que las armas no son el problema, porque de la misma manera que una persona es capaz de decidir empuñar un arma, que no es una decisión fácil porque es la decisión que implica jugarse la vida cada segundo de la 24 horas del día; quizás sea menos difícil la decisión de dejar las armas. Lo que no vamos a desarmar son nuestras mentes, nuestra conciencia de lucha; por el contrario tenemos que fortalecernos más en ese plano. Entonces las armas no son el problema, las armas se dejan disparar, ellas no se disparan solas y obviamente, a nosotros los guerrilleros y las guerrilleras no nos hace más un uniforme o un fusil, creemos que las personas valen por sus ideas por su concepción del mundo.

REC- ¿Qué va a pasar con los guerrilleros y las guerrilleras de las FARC-EP?

RD- Nosotros vamos a ser todos y todas miembros de un nuevo Partido Comunista, y ese partido de izquierda revolucionario quizás sea filial también de un gran movimiento amplio. Hoy Timo en su alocución expone que vamos a jugárnosla por aglutinar el movimiento democrático y popular en este país y tenemos que jugar realmente este protagonismo, porque salimos de la clandestinidad quizás con un mensaje fresco para muchas actitudes que tenemos que erradicar del torrente de la lucha de popular y social de Colombia.

REC- Hoy es un día de fiesta ¿Qué están celebrando los guerrilleros y las guerrilleras de las FARC-EP en este campamento?

RD- Bueno hay varios motivos: por un lado, no se había podido en esta unidad que es el Frente 32, conmemorar el aniversario 52 de nuestra organización guerrillera. Además, hace varios días se vienen desarrollando las pedagogías internas de paz, varias comisiones del frente fueron recogidas, como decimos nosotros, para estudiar, para alfabetizar, para elevar en nuestros combatientes los conocimientos de geografía e historia de Colombia, etc. Estamos desarrollando cursos o talleres de lectoescritura… los entrenamientos militares, los cursos básicos militares, los cursos de francotiradores, los cursos de explosivos, ya son parte de la historia de las FARC-EP. Se han clausurado los cursos de esa pedagogía interna, lo que te estoy hablando… bueno de una y otra manera coincidió con algo que nos olfateábamos ya hace varios días como todo el país, que era el anuncio de cese al fuego. Entonces esa alegría de saber que esos fusiles no van a negar más mundos, porque cada vida es un mundo, y la alegría de reencontrarnos con nuestra familia, la familia ideológica que son nuestros combatientes, tiene unos lazos muy fuertes, porque la cohesión ha sido una de las fortalezas de la organización en 52 años. Y quizás por esa cohesión y esa unidad interna que se representa en lo ideológico, en la fraternidad que se respira en nuestras relaciones humanas, es la que nos ha hecho entre otras razones también invisibles.

REC- ¿En realidad usted cree que este es el último día de la guerra?

RD- En términos formales falta el acuerdo final, parece que hay temas aún por definir. No tenemos que ser egoístas y sumarnos a la percepción de Raúl Castro de que el proceso no tiene reversa. Y si se llegara a romper en el transcurso de los próximos días, quedaría también en la historia del país como el proceso de paz en que como nunca antes se avanzó. Pero después de firmar un cese al fuego bilateral y definitivo con normas claras, con unos puntos bien desarrollados y su metodología, pienso que va a ser muy difícil; además, para ninguna de las partes sentadas en la mesa en este momento, es conveniente políticamente levantarse; la avalancha de apoyo al proceso de paz ha crecido como una avalancha de nieve; eso ha hecho que el proceso de paz sea irreversible, en mi opinión personal.

REC- ¿Usted personalmente asumiría una aspiración electoral?

RD- Yo pienso que las respuestas a esas preguntas en este momento son muy apresuradas. Nosotros no tomamos decisiones personales en la organización. Sea en la guerrilla, sea en un partido o movimiento político las decisiones se toman en escenarios de carácter democrático y participativo donde las conclusiones son de manera colectiva; obviamente el criterio personal se tiene en cuenta en algunas cosas, pero lo importante es que sigamos haciendo lo que amamos en la vida, que es luchar por el pueblo, sea en una curul, sea en una vereda, sea en un barrio, sea en un colegio, donde sea. El lugar donde la revolución nos coloque para luchar, bienvenido sea.

Ginna Piragauta 
Viernes 23 de Junio de 2016
Selvas del Sur de Colombia
RECp_Sur

jotornet




Ginna Ginna

Incluye alguna información biográfica en tu perfil. Podrá mostrarse públicamente.

Deje un comentario commentNo hay comentarios
mode_editDeje un comentario
Sus datos estarán seguros! Su email no sera publicado ni ningun dato sera compartido con terceros.

Queremos saber si eres humano * Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.

menu
menu